Bajos

Los bajos.

El bajo es un instrumento musical, muy parecido en su construcción y forma a la guitarra eléctrica. Se diferencia de la guitara eléctrica en que su cuerpo es más grande, su mástil es de mayor longitud y escala y tiene normalmente cuatro cuerdas.

Podríamos decir que el concepto actual que tenemos del bajo como instrumento musical se lo debemos a Leo Fender y su “Precision bass“, también conocido como “P-bass” en el año 1951. Este fue el primer bajo eléctrico que resulto viable desde un punto de vista comercial de la historia, ya que se había intentando conseguir bajos electricos con anterioridad, como el Audiovox Model 736 de Paul Tutmarc o el desarrollado para Gibson en los años 20 por parte de Lloyd Loar. Como ninguno de estos bajos logró una gran aceptación y popularidad, el público en general tiende a pensar que el de “Precision bass” de Leo Fender fue el primer modelo de bajo eléctrico de la historia.

Debido a que los contrabajos tradicionales eran muy grandes y pesados para ser tocados en las bandas musicales y en las orquestas de aquella época para el tipo de música que se estaba empezando a desarrollar, Leo Fender ideó su “P-bass” intentando combinar las características de las guitarras eléctricas y las de los contrabajos, ya que lo que quería un instrumento que aportara volumen a la música pero que al mismo tiempo tuviera la ligereza y comodidad de las guitarras eléctricas que se estaban popularizando a marchas forazadas en aquella época.

Tal ha sido la pupularidad del “P-bass”, que hoy en día se suele utilizar este término para referirse a cualquier bajo que se fabrique siguiendo ese modelo.

No se podían imaginar en aquella dècada de los años 50 que los primeros músicos de contrabajo que abandonaron sus instrumentos tradicionales para usar el “P-bass” estaban provocando una auténtica revolución en la forma de tocar y escuchar la música popular, convirtiéndola en un tipo de música más electrónica.

El bajo desarrollado por Leo-Fender permitía a los contrabajistas un instrumento que resolvía los problemas de ejecución y buena afinación que sólo se conseguía a base de experiencia y práctica, además de solucionar el tema del transporte y almacenaje del instrumento, ya que al no necesitar la enorme caja de resonancia del contrabajo, el bajo eléctrico resultaba mucho más fácil de transportar. Además, como el “P-bass” era tan similar en su forma a la guitarra eléctrica, permitía a los guitarristas adaptarse rápidamente al bajo sin necesidad de tener que realizar estudios complementarios y le daban al instrumento unas nuevas posibilidades que ivan más allá del mero acompañamiento que tenía el contrabajo.

Productos disponibles en la categoría de bajos

Mostrando 1–12 de 62 resultados