Guitarras infantiles

Las guitarras infantiles. Información general.

Un niño, como todos sabemos, tiene evidentemente una estructura de cuerpo muy diferente de la de un adulto que está totalmente desarrollado. Por este motivo, cuando se tiene que elegir una guitarra para un niño, estamos obligados a recordar que sus brazos son más cortos. No sólo eso, el pecho es muy pequeño, e incluso los dedos tienen menos habilidad y el movimiento es más limitado y con menos fuerza que el de una persona adulta. La guitarra es un instrumento que debe adaptarse al cuerpo de quien la toca: tanto por su forma y por la calidad de las cuerdas, elegir la guitarra infantil más adecuada es menos fácil y no tan obvio como parece.

Al escuchar las sugerencias de los luthieres que diseñan las guitarras, para un niño pequeño lo mejor es empezar a utilizar la guitarra infantil clásica, no una guitarra acústica ni una guitarra eléctrica. El motivo de esto es que, y hablando de una guitarra eléctrica para un niño, a pesar de pueda parecer más adecuada este tipo de guitarra para un niño, debido a que estas guitarras son más pequeñas, delgadas y ligeras, presentan un problema para los niños en las cuerdas de este instrumento musical, problema que también tiene una guitarra acústica. El cordaje tanto de una guitarra eléctrica como de una guitarra acústica es de acero, por lo que estas cuerdas resultan muy duras y difícies de pellizcar. Este problema no se encuentra en las guitarras clásicas, ya que las cuerdas de una guitarra infantil clásica y de cualquier guitarra clásica son de nylon, que es un material polimérico mucho más suave y maleable, y con el que es relativamente fácil de tomar la familiaridad y la confianza que requiere este instrumento musical,especialmente en el caso de los más pequeños.

El tamaño de una guitarra para una persona adulta es el tamaño que se define como 4/4. Este valor indica la distancia que hay entre la cejuela de la guitarra y el puente de nuestra guitarra, es decir, el área que normalmente se encuentra por encima de la caja de resonancia, sobre la que pasan cuerdas y donde el sonido vibra produciendo los sonidos.
Para los más pequeños se recomienda la guitarra infantil de tamaño 2/4, o dicho de otra manera, aquella en la que hay un volumen de la caja de resonancia de aproximadamente la mitad de tamaño de una guitarra de tamaño/ 4/4, por lo que es mucho más conveniente para los niños , especialmente si se quiere una guitarra infantil en el grupo de edad de entre los 6 y 8 años. Si el niño tiene una edad inferior, entre 4 y 5 años, es mejor guitarra infantil de tamaño 1/4, pero hay que tener en cuenta que los niños crecen muy rápido y se tendrá que sustituir pronto por una guitarra infantil de tamaño 2/4. Para los niños más grandes, entre 9 y 10 años, se puede adquirir una guitarra infantil de tamaño 3/4, y, por último, si sus hijos tienen una edad superior a los 11 años, puede estudiar la posibilidad de adquirir una definitiva guitarra de tamaño 4/4.

Todo lo anterior no es si no una simple guía orientadora para que pueda adquirir la guitarra infantil que mejor se adapte a sus necesidades, pero cada niño es diferente y sólo ustedes pueden determinar en cada momento y para cada niño cuál es la guitarra infantil mejor para ustedes.

Productos disponibles en la categoría guitarras infantiles.

Showing 1–12 of 50 results